miércoles, 25 de agosto de 2010

LA VIOLENCIA POLITICA AÑOS 50

LA VIOLENCIA POLÍTICA DE LOS AÑOS 50
Sus antecedentes se remontan a la década de los años 30 cuando:
* Predominaba una inestabilidad política entre el partido liberal y conservador, pues ambos partidos querían eliminar numéricamente al opositor para así mantener su dominio.
* El descontento social porque muchas reformas propuestas no habían sido llevadas a cabo y su tendencia era ayudar a las clases menos favorecidas.
* El surgimiento de nuevos movimientos políticos como La Unión Nacional Izquierdista Revolucionaria ( UNIR ), orientada por el gran caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, quien era un convencido que el cambio debía de darlo su partido en forma democrática y de acuerdo con las ideas socialistas.
* El surgimiento del partido comunista y La República Liberal.
Hacia 1945 comenzó a perfilarse la estrategia guerrera de la reacción conservadora, empezó a aplicarse un plan de violencia "de baja intensidad" en los campos y pueblos. Se trataba de impedir el triunfo electoral de Jorge Eliécer Gaitán, desmovilizar a las masas campesinas, anular la capacidad de resistencia del pueblo y recuperar el control de la tierra para el gran latifundio.
En 1946 comenzaron a operar las partidas de "Chulavitas" (llamadas así por el nombre de la vereda campesina donde se organizaron primero). Encargadas de atemorizar a los campesinos para que no se acercaran a las urnas, quitar la cédula de identidad de los campesinos liberales, por la razón o la fuerza y destruirla; arrestaban sin motivo; asaltaban y quemaban sus viviendas en la noche; las masacres de niños se repetían, pues había que exterminar al enemigo desde la cuna y por ultimo apareció en todos los rincones de la patria la famosa plancha, sistema falangista al servicio de las derechas colombianas. (ver foto anexa Nro )
Se quería impedir la votación del campesinado gaitanista. Pero en realidad la estrategia era más profunda: se trataba de iniciar la violencia generalizada "por abajo", por el campesinado pobre; de manera que cuando llegara a los "notables" fuera ya demasiado tarde para responder.
Después de esto, en Colombia siempre se ha estado hostigando a los campesinos sin que a los notables de los pueblos y ciudades les importe mucho
Igualmente hacia el año de 1946 dirigentes campesinos comunistas habían comenzado a organizar grupos de autodefensas armadas para proteger a la población civil de su región de los horrores que se venían cometiendo en el país.
Pero cuando Jorge Eliécer Gaitán fue asesinado el 9 de Abril de 1.948, ya la violencia había cobrado miles de victimas en los departamentos de Boyacá, Cundinamarca, Huila, Tolima, Valle del Cauca y comenzaba a dejar sus huellas en las regiones cafeteras.
Bien pronto se diluyó el ímpetu revolucionario de las masas y el país quedó a merced de la violencia generalizada sin dirección central y sin estrategia, de dos pueblos enfrentados por el odio: El pueblo liberal y conservador. Por que la violencia fue popular, participaron en ella hombres, ancianos, mujeres y niños; la lucha fue muy desigual e irregular por que al lado de las masacres de población civil, cometidas por población civil hubo masacres cometidas por militares disciplinados, por bandas conservadoras y por guerrillas liberales.
En ese periodo trágico de nuestra historia en Colombia se cometió toda clase de atrocidades que nos habían enseñado los caudillos oligárquicos del siglo pasado: mutilaciones, decapitaciones masivas, descuartizamientos, y todo lo demás que usted pueda imaginar. El país se agotó en rituales de sadismo y horror.
Dabeiba, con antecedente liberales desde la época de su colonización, no fue ajena a las circunstancias del momento y se desata una cadena de provocaciones contra la población, acompañada de cobardes ejecuciones, hachos que motivaron a sus moradores a buscar refugios mas seguros, es así como la iglesia se convertía en un dormitorio colectivo de quienes presentían su pesadilla, la presencia de su párroco Misael Gaviria ayudaba a remediar la incertidumbre en las noches cuando recorría por las calles en compañía de su perro.
El hecho mas significativo de la violencia se presento el 2 de Febrero de 1.953, luego de sacar a 65 habitantes del corregimiento de San José de Urama de sus residencias y torturarlos en el trayecto a la vereda Charrascal dieron muerte a 58 de ellos: Aquel lugar histórico se conoce hoy como el cementerio de los mártires.
“La patria se estaba acabando en todo sentido, su soberanía de estado libre era solo un mito. Su estructura Jurídica fue hecha trizas , era una mentira. Su fisonomía política estaba profunda y totalmente desfigurada. La paz nacional era un 9 de Abril oficialmente prolongado, un río revuelto para ganancia de pescadores, su unidad era una profunda discordia nacional. Su gobierno no era la seguridad de los bienes, hora y vida de todos y cada uno de los colombianos , sino la impunidad complicitaria de unos para la persecución y la muerte de la gran mayoría del país; La constitución sagrada del país era un andrajo azul sobre los naranjos y las plazas aldeanas o sobre las puertas de los perseguidos por que ese colorcito les ofuscaba.
La patria se estaba acabando en todo sentido, su gobierno no era nacional por que era solo para unos en persecución de otros, su unidad moral había perdido el fundamento básico esencial que es la unidad de fe y de costumbres. Fue la mayor desgracia de la patria, una realidad deslumbrante que todos tenemos que reconocer y no podemos negar sin que nos queme la frente esa cruz bautismal que llevamos incrustada hasta la conciencia. Realidad espantosa cuyos frutos de hambre tuvimos que comer por que en el occidente antioqueño se decretó control de víveres, control de vidas y control de santos sacramentos”.

TESTIMONIOS
Aquí tenemos el testimonio de otras personas que también vivieron en medio de las atrocidades que ocasionaron los violentos.

ISRAEL BORJA
“Esto por aquí era tranquilo, vivíamos muy bueno, pero se fue dañando el pueblo porque en el 49 apareció mucha gente armada que eran conservadores con ganas de matar liberales y como yo era liberal tuve que volarme paque no me mataran. Me fui pa la trocha y por allá me encontré con Don sinforoso Morales que era muy rico y le pedí trabajo en la finca de Chadó, días después me llevé la mujercita pa allá , allí estuvimos ocho meses trabajando duramente tumbando monte, sembrando maíz, yuca, frijol y plátano.
Fue una época muy berraca , imagínense que un día iba para Mutatá montado en un carro escalera , de pronto un reten¡ que susto! Nos bajaron nos requisaron y nos pidieron el salvo conducto, que era un papel que despachaban los alcaldes pa que a uno no lo mataran; nadie lo tenía, sólo yo y por eso nos salvamos de morir porque nos tenían filaditos para fusilarnos, estábamos pálidos de miedo y temblando, nos montamos al carro y todos me agradecieron por haberlos salvado de la muerte”
“Hay hermano si te contara, cuando eso a uno le aplanchaban con un machete por ser liberal, esa gente los conservadores eran muy malos , que hijueperras a donde llegaban hacían estragos. En el año 53, en plena violencia yo me fui para Itagüi en un carro del ejercito y por allá me quede hasta que mejoro la situación, allá aprendí el arte de la zapateria y de eso vivo hoy. Regrese a Dabeiba en el año de 1.960 ya todo estaba apaciguado porque liberales y conservadores habían firmado la paz”

ANGELA MARIA VILLA
“Llegó mi esposo corriendo y me dijo: ¡Corra mija que la chusma viene en la loma! Tal vez faltaba una hora y media para llegar a Monos donde nosotros vivíamos, entonces rápido empaque en un canasto las ollitas que tenía con comida y unos trapitos para envolver a los niños y así cuidarlos del frío, nos juimos cañada arriba para refugiarnos en las cabeceras como a los tres días se nos acabó la comida que habiamos llevado y nos tocó quedarnos escondidos porque la chusma estaba cerca, no había bajado. Estando allá comenzó a enfermarse el niño y lloraba mucho lo fue cogiendo un agotamiento , yo me encontraba sin comida ni remedios para darle hasta que se murió de hambre, entonces yo cogí un trapito y lo envolví y al otro día que ya había bajado la chusma nos fuimos para la casa y lo enterramos allí. Esta historia me ocurrió en el año 54 y aún esta en mi memoria como si hubiese sido ahora pronto”.


ABIGAIL BORJA E HIJO


“En Dabeiba, no se veían casa bonitas, todas eran hechas de puntiguja, de teja o de paja, no habían barrios y todo eran rastrojeras en los alrededores, vivíamos todos muy bueno. Al llegar la violencia política hacia el año 51 y al ser todo esto aquí liberal aparecieron los conservadores llamados también chusmeros, quienes eran muy malos y nos querían matar, nosotros éramos gente pacífica, no nos metíamos con nadie pero a pesar de todo nos tocó huir a los montes para escapar de la muerte. Los primeros
jefesconservadores fueron Roman Castaño y el capitan pèña.
Los jefes liberales Salomón Marín ( El Gordo ) y el capitán Giraldo en ves de traer tranquilidad al pueblo, generaron fue el odio y la venganza, el desazón y la tristeza. Recuerdo con nostalgia la muerte de María Antonia Guisao, propietaria de varios ranchos la cual por el delito de ser liberal fue quemada dentro de uno de ellos con su niño de tan solo uno meses de nacido; recuerdo tambien la importancia de Roman Castaño quien era encargado de ordenar la expedición de salvoconductos. Esta época fue muy dura y ojala no se vuelva a presentar ya que es mejor vivir en paz y como hermanos”
LA VICTIMA Y EL ASESINO
Tomado de Ensayos de Carlos Vidales
Jorge Eliécer Gaitán, hijo de un librero y de una maestra de escuela, había nacido en el barrio de Las Cruces el 23 de enero de 1898. Su infancia fue marcada por la estrechez económica del hogar. En 1920 ingresó a la facultad de derecho de la Universidad Nacional, de donde saldría en 1924. Su tesis de graduación, "Las ideas socialistas en Colombia".
En 1922 trabajó para la campaña del general Benjamín Herrera y en esa época trabó amistad con los más radicales miembros de la generación de "Los Nuevos": Luis Vidales, Luis Tejada, Ricardo Rendón, José Mar, León de Greiff y muchos otros. En 1923 fue elegido representante a la Asamblea de Cundinamarca y comenzó a perfilarse como un político preocupado por los problemas sociales.
Paralelamente cosechó sus primeras victorias en el estrado judicial, como defensor, logrando que se aplicaran penas mínimas a personas que habían cometido delitos bajo la compulsión de extrema necesidad causada por la pobreza y la marginación social. Su argumentación era brillante, de lógica impecable e impresionante por su apasionado compromiso con los sufrimientos de la gente.
Entre 1924 y 1928 viajó por Europa, estudió en Italia con el famoso penalista Enrico Ferri y alcanzó las más altas calificaciones y honores.
Elegido representante por Cundinamarca en 1929, llevó a término el histórico debate contra el Ejército, el Gobierno y la United Fruit por la horrible masacre de las bananeras (1828), logrando el castigo de los culpables, la condena contra la empresa frutera y, en última instancia, la caída del régimen conservador.
En las elecciones de 1930, que dieron el triunfo presidencial a Olaya Herrera, Gaitán ganó un asiento en el Consejo de Bogotá. Era un creador de victorias políticas: en 1931, presidente de la Cámara de Representantes; en 1932, cuando los conservadores acuñaron el término "El Negro Gaitán" para descalificarlo socialmente, él aprovechó la ocasión para afianzar su popularidad entre los pobres y para presentar a los conservadores como un partido de aristócratas; atacado por los comunistas, que lo llamaban fascista, populista y demagogo, respondió con propuestas de unidad popular, ganando aún más simpatías en la izquierda. Gaitán era un hombre de gustos sencillos, que jugaba tejo con los amigos y frecuentaba los "almorzaderos" populares.
A fines de 1933 abandonó el Partido Liberal y fundó, junto con otros políticos del centro y de la izquierda, la Unión Nacional Izquierdista Revolucionaria, UNIR, como un intento de demostrar que efectivamente deseaba la unidad de las izquierdas contra la oligarquía. Saboteado por los comunistas (que en este punto se comportaron diferentemente de sus camaradas chilenos) y por los partidos tradicionales, perdió su sillón en la cámara. La UNIR fracasó.
Volvió a las filas del liberalismo. En 1936 fue nombrado alcalde de Bogotá, cargo que ocupó durante ocho meses. Su gestión es la mejor que se registra en la historia de la ciudad.
En 1940 asumió la cartera de Educación en el gobierno de Eduardo Santos, y en 1943 fue nombrado ministro de Trabajo.
En 1944 se lanzó a la Presidencia, pero el liberalismo se presentaba dividido, con un candidato oficial Gabriel Turbay y un candidato popular Gaitán, a pesar de que la suma de los votos liberales fue mayor que el total de los votos conservadores, el candidato de la derecha logró la mayoría individual. Se inició el gobierno de Mariano Ospina Pérez.
Pero Gaitán había obtenido más votos que el candidato oficial del liberalismo, Gabriel Turbay, y de este modo ganó la jefatura única del Partido Liberal.
El régimen conservador desató la violencia en todo el país, con masacres y asesinatos de liberales. El 7 de febrero de 1948 Gaitán dirigió la Marcha del Silencio, una protesta pacífica contra la violencia conservadora. El caudillo popular pidió entonces al gobierno una respuesta, ante los ojos del mundo.
Y la respuesta llegó el 9 de abril, a la una y cuarto de la tarde, ante los ojos del mundo.
Era el mensaje de la oligarquía para el pueblo: "Ustedes no tienen derecho a tener esperanzas".
Cuando la muchedumbre enardecida de rabia descuartizó a Juan Roa Sierra, a la una y veinte minutos de la tarde, el líder popular Jorge Eliécer Gaitán todavía estaba vivo. Trasladado de urgencia a la Clínica Central de Bogotá, Gaitán moriría a las dos de la tarde. Su asesino ya llevaba cuarenta minutos convertido en una masa informe. Era un viernes frío, nublado, ese 9 de abril de 1948.
Juan Roa Sierra era hijo de Juan Roa y de Encarnación Sierra, sirvienta doméstica. Era el menor de seis hermanos y la familia, habitante del barrio Ricaurte, tuvo que soportar pobreza extrema. El padre murió de tuberculosis. La abuela materna consumió sus últimos años en una locura feroz; y uno de los hermanos, Gabriel, también enloqueció de remate.
Juan trabajó primero como albañil y luego en oficios ocasionales. A comienzos de la década de 1940 manifestó simpatías por el Partido Comunista, pero pronto se le cerraron las puertas allí: sus ideas y comentarios eran provocadores y generaban desconfianza. Se acercó entonces al liberalismo, cuyas sedes y locales visitó asiduamente hasta 1947. Allí también produjo sospechas entre quienes lo trataron. Nunca se sabía si era un provocador policial o un tonto despistado. Después de las elecciones de marzo de 1947 dejó de ir a las reuniones liberales y se dedicó a las lecturas de la secta Rosacruz. Comenzó a "ver visiones". Decía que "oía voces" que le daban instrucciones. Finalmente, el día 9 de abril de 1948, a la una y cuarto de la tarde, asesinó de tres balazos al más grande líder popular de la historia colombiana.

EL CASO DE URAMA
Tomado de lo que el cielo no perdona
“El 2 de Febrero la policía subió hacia Camparrusia, y al pasar por
El Sacrificio, rica hacienda de Don Luis Botero Arcila, personaje antes citado, cuadrillas que se encontraban atrincheradas al acecho y con todo el terreno de retirada a su favor, hicieron blanco en un oficial de la fuerza pública y quedando otro herido; las fuerzas de repliegue actuaron rápidamente pero no lograron impactar al enemigo ¿Qué Pasó? Lo de siempre, pues se desquitarían con lo que encontraran; llegaron a la secadora de Don Rubén Rodríguez y la quemaron, posteriormente pasaron a la casa de don Luis manco, quien había preferido retirarse dejando en su casa a la señora, con otros tres miembros de su familia los mismos que fueron


















Cementerio de los mártires de Charrascal,
en la vereda del mismo nombre


llevados por estas tropas irregulares para posteriormente ser algunas de las mujeres violadas y otras ahorcadas en jurisdicción de Cañasgordas; a la casa le prendieron fuego y allí se incineraron grandes cantidades de café, maíz, fríjol y lo demás que había en dicho lugar.
Rápidamente la noticia de la muerte de los miembros de la comisión oficial llegó a Urama, la comisión aun no bajaba; pero sus habitantes Vivian horas de pesadumbre, aunque había presencia de fuerza pública que los consolaba. Al regreso de las comisión hubo dialogo entre los comandantes de dicha fuerza; pronto los militares fueron acuartelados, se cerraron las salidas del pueblo y
Mientras otros se dedicaban a recoger todos los hombres que hubieran en el pueblo para concentrarlos en la plaza, algunos soldados pusieron de presente a sus comandantes lo que pudiera ocurrir pero este los contuvo.
De nada les valió, pues allá fueron a buscarlos. Algunos torcieron la llave a sus puertas y cerraron las ventanas, mientras la pobre esposa miraba por una rendija; otros comprendieron que de nada les valdría trancar las puertas y se contentaron con ajustarlas, muchos se refugiaron debajo de las camas o en subterráneos y no faltó quienes pensaran en huir .. no faltaron los que viéndose perdidos y sin esperanza, hicieron algunas recomendaciones y encargos a su mujer por lo que pudiera pasar y aún alcanzaron a entregarle a sus mujeres lo que tuvieran de algún valor, aunque también reservaron algo por si acaso se trataba de ayudar cargar el cadáver y se le ofrecía algún gasto.
La furia Chulavita y sangrienta se había desatado y las puertas se fueron abriendo, unas a empujones y otras a culatazos y machete y algunas por bien..a bayoneta calada se buscaba debajo de las camas y hubo solo un hombre llamado Manolo espinosa que se aguanto los chuzones sin quejarse y el polizonte salió, convencido de que allí no había nadie y pasó a la pieza del frente donde estaba Tocayo Hoyos con los brazos cruzados , fue sacado como presa de caza refugiada en su madriguera; Don Jesús Usuga, “ Pachengo” logró que no lo vieran subido en una viga, pudo escapar por el solar a una cañada por donde huyó en compañía de Iván Botero, Joaquín Silva y otro Jesús Usuga. Don Factor Henao Prestante elemento de aquella sociedad se asomó a la puerta con una niña en los brazos; logró verlo el teniente López y gritó ¿ Aquel que pitos toca que no lo traen? Al oir esto los subalternos le arrebataron la criatura y la arrojaron al suelo y salieron con él. La turbación era indescriptible. Los 57 hombres fueron filados en media plaza, sirvieron como anfitriones de aquel macabro banquete Cheno Tamayo y Lázaro Monares prudentemente separaron lo que era comestible de lo nocivo, los unos regresaron a casa mientras que los demás permanecieron prisioneros..
El cuadro mas que impresionante era enloquecedor, los pusieron manos atrás, había allí ancianos, cojos, bobos y jovencitos tiernos, estaban pálidos y temblaban; anonadados parecían olvidarse de que eran hombres, honrados ciudadanos y laboriosos. Los mismos que con su empuje y su bravura antioqueña habían abierto aquellas selvas y las abnegaron de vida y progreso, constructores de patria.
Las pobrecitas esposas...las madres...los hijos permanecían encerrados, poseídos de miedo y de terror, ahogando entre sollozos sus gritos de desesperación y gimiendo plegarias al Señor.
Se dio un momento de dialogo entre los mando militares, posteriormente se acercaron a la fila de prisioneros y tamaron a 19 de ellos, los amarraron y los pusieron ordenes de sus hombres y parieron por la vía de Camparrusia, era un desfile macabro, había maltrato y los victimarios lanzaban sus insultos.
Era el desfile de la muerte, el desfile de la tragedia cobarde, el desfile de la masacre...no había ni un rayo de esperanza en los cautivos y comenzaron a encomendarse a Dios en su desesperación y a pedirle perdón por sus pecados.
Después de larga caminata y torturas, por fin llegaron a El Guamo, cerca de Carrascal y se detuvieron en un lugar sombrío y tétrico; estos cautivos estaban maniatados e impotentes y los fueron requisando y despojando de todo lo que pudiera ser fruto de pillaje, pues planeado estaba que no se haría ni un solo dispara para que la guerrilla no fuera a enterarse de nada. A una señal dada varios hombres abordaron a cada uno de los indefensos y a cuchillo, machete y bayoneta los asesinaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada